slider

DOCTOR MARÍN

Compromiso y calidad

Naturalidad y belleza

93 476 11 22

slider

Especialistas médicos

Compromiso y calidad

Naturalidad y belleza

93 476 11 22

DOCTOR MARÍN

Profesionalidad

slider

Naturalidad y belleza

93 476 11 22

info@drmarin.com

Ver más
slider

Cirujanos plásticos

Compromiso y calidad

Los mejores profesionales

info@drmarin.com

slider

DOCTOR MARÍN

Los mejores profesionales

Buenos resultados

93 476 11 22

ABDOMINOPLASTIA

¿en qué consiste?

Es una intervención quirúrgica destinada a eliminar el exceso de piel y grasa del abdomen y zonas circundantes. Consiste en la extirpación de tejido graso y piel que sobra por debajo del ombligo hasta el pubis, la corrección o plicatura de los músculos abdominales para tensarlos y aplanar el vientre. También se puede añadir la liposucción del abdomen, flancos e incluso la espalda para obtener mejor resultado y mayor estilización del tronco.

¿a quien está indicado?

Principalmente a mujeres  que han sufrido un descolgamiento del abdomen después de los embarazos o que han tenido una pérdida importante de peso produciéndose un exceso de piel sobrante o en mujeres con sobrepeso que quieren mejorar su estructura abdominal (también en hombres).

El paciente prototipo es una mujer entrada en la cuarentena de edad que ya ha tenido todos los hijos deseados y que quiere mejorar su aspecto o corregir la deformidad o flacidez de su abdomen.

 


¿cuál es la técnica más habitual?

Normalmente bajo anestesia general (aunque a veces se puede realizar con anestesia epidural) se realiza una liposucción del abdomen, flancos y en ocasiones espalda para eliminar la grasa sobrante y, posteriormente en la misma intervención, se realiza la extirpación de piel, la remodelación del ombligo y la sutura de los músculos abdominales para hacer más tersa la pared abdominal.

Como consecuencia queda una cicatriz longitudinal en la parte más baja del abdomen (que se puede cubrir facilmente con las braguitas y es un poco más larga que la de una cesárea) y una cicatriz redondeada alrededor del ombligo.


¿cómo es la recuperación?

Una persona suele estar recuperada en 3-4 semanas, dependiendo el tipo de técnica, de la embergadura de la intervención y de la capacidad de recuperación de cada paciente.

Gracias a un buen postoperatorio, la recuperación es más rápida y agradable consiguiendo adelantar el tiempo en el que la persona puede hacer vida normal.