REJUVENECIMIENTO CUTÁNEO con IPL

 

El FOTORREJUVENECIMIENTO con LUZ PULSADA es un tratamiento mediante PULSOS DE LUZ INTENSA (IPL) aplicado con tecnología y aparatología tipo LASER que mejora ostensiblemente los signos visibles, y también los ocultos, del ENVEJECIMIENTO CUTÁNEO.

Este tratamiento ha sido desarrollado por dermatólogos y cirujanos plásticos expertos de todo el mundo y ha sido muy bien aceptado por el público en general.

 

¿Qué tecnología se emplea?


Se trata de un equipo muy sofisticado que emite una luz especial (INTENSA, PULSADA y FILTRADA) que aporta sus beneficios de forma delicada y selectiva. La luz penetra en la piel, busca los problemas estéticos y los corrige.

¿Quién puede beneficiarse del tratamiento?


Las personas que padecen enrojecimiento en la cara (cuperosis), las que tienen venitas y manchas en la piel producidas por el Sol. La rosácea, los poros dilatados y las arrugas finas también mejoran sustancialmente. Además, a medida que se vayan realizando sesiones, se apreciará una mejoría en el tono de la piel, con apariencia más tersa y joven.

¿Sólo se puede aplicar a la cara?


El tratamiento también puede realizarse en cualquier otra parte del cuerpo que presente los signos del envejecimiento cutáneo, como son la cara, cuello, escote y dorso de las manos.

¿Es doloroso el tratamiento?


Es practicamente indoloro, no se necesita anestesia yu como mucho se pueden sentir leves molestias muy tolerables al recibir la intensidad del IPL.

¿Se requiere baja laboral?


No es necesaria ya que el tratamiento NO es incapacitante y la incorporación a la vida normal es inmediata, si bien puede crearse un leve enrojecimiento que debe protegerse del Sol mediante protección solar.

¿Cuando son visibles los resultados?


Desde la primera sesión ya se aprecian resultados notables, aunque el resultado es mejor si se realizan sesiones consecutivas (3-4) a razón de una vez al mes, en las que se potencian los efectos del IPL y la piel rejuvenece con más eficacia. Se recomienda después de las sesiones iniciales un mantenimiento de una sesión cada 6 meses aproximadamente.

¿Se puede tomar el Sol antes y después del tratamiento?


Es recomendable dejar de tomar el Sol 3-4 semanas antes de cualquier tratamiento con IPL para evitar quemaduras leves. Después del tratamiento con IPL se recomienda unas 2 semanas de protección solar con crema FP>50 para evitar pigmentaciones cutáneas.

¿Es un tratamiento caro?


Es un tratamiento muy eficiente, sin ser muy costoso y los resultados son evidentes desde practicamente el principio, con lo que no se considera economicamente asumible. Las sesiones pueden oscilar entre 150 y 250 euros.