LABIOPLASTIA GENITAL

 

La HIPERTROFIA DE LOS LABIOS MENORES GENITALES es una alteración muy frecuente e importante en la mujer de hoy en día, especialmente entre los 20 y 40 años.

Es un problema que se lleva en silencio, sin darlo a conocer excepto en los círculos más íntimos o ni tan siquiera eso, ya que hemos llegado a operar a mujeres que no se lo han llegado a decir ni a su pareja por el carácter tan íntimo y personal que provoca esta alteración.

La LABIOPLASTIA o NINFOPLASTIA es una intervención quirúrgica de cirugía plástica que viene a solucionar el problema de la hipertrofia de labios menores. Realizada por algunos cirujanos plásticos y ginecólogos, la labioplastia consiste en la reducción y remodelación de los labios menores junto con las estructuras adyacentes como la zona de alrededor del clítoris, pubis y labios mayores, de tal manera que permite rejuvenecer y reparar dicha malformación genital.

Es una cirugía que nos permite exprimir nuestra mejor capacidad escultora y poder ofrecer a la mujer un resultado óptimo, confortable y duradero con el que poder hacer desaparecer ese complejo tan íntimo que le afecta y le llega a dificultar sus relaciones personales.

Personalmente creo que se tiene que tratar con especial delicadeza a la mujer que sufre este transtorno, se lo merece y lo necesita. Me he encontrado pacientes muy retraídas y tímidas con el asunto y, por el contrario, mujeres que me explican sin reparos sus sentimientos más íntimos. Tanto unas como otras van a encontrar nuestra mejor profesionalidad, atención y comprensión ante el tratamiento que se va a llevar a cabo.

Y es de especial mención el trabajo realizado por el personal femenino de nuestro equipo (empezando por nuestra directora Olga García Benzal y siguiendo por las enfermeras, personal de quirófano, anestesistas, etc) que me ayudan considerablemente a entender el problema, a solucionarlo y dar la mejor atención posible.

 

¿Qué es la labioplastia genital?


Es una intervención MUY AGRADECIDA consistente en remodelar y reducir los labios menores genitales de una mujer (ninfoplastia).

 

¿En qué consiste?


Es una técnica sencilla que se puede realizar bajo anestesia local con o sin sedación y de forma ambulatoria (sin necesidad de ingreso en clínica) consistente en la extirpación del exceso de labios menores (hipertrofia) y la remodelación de estructuras adyacentes (zona circundante al clítoris). Se pueden añadir otros tipos de tratamientos como son la reducción o engrosamiento de labios mayores (con grasa o con ácido hialurónico), liposucción de pubis, estrechamiento vaginal (vaginoplastia en mujeres que han sufrido una dilatación de la vagina por los partos, por las relaciones sexuales, por genética, etc)

 

¿Qué es lo más habitual?


Lo más frecuente que hacemos por el tipo de paciente que se nos presenta es la extirpación parcial y remodelación de los labios menores junto a una suspensión del clítoris (levantar y aproximar el clítoris al pubis –sin alterar para nada la sensibilidad erógena-) y remodelación de la piel y mucosa de alrededor del clítoris para dar a esa zona un aspecto más juvenil.

En alguna ocasión, en la misma intervención, hemos aumentado los labios mayores con grasa o con ácido hialurónico (Macrolane) cuando dichos labios son pequeños y así producir un mejor efecto visual global de los genitales.

Esta intervención “típica” la realizamos en la mayoría de veces bajo anestesia local más sedación, pero últimamente las mujeres prefieren que las intervengamos con anestesia local sola aplicando una técnica muy especial propia de infiltración lenta del anestésico con lo que LAS MOLESTIAS SON MÍNIMAS y durante la intervención se encuentran totalmente conscientes y dialogando conmigo o con las enfermeras, consiguiendo una buena relajación  y una confianza plena en el buen trabajo que se les está realizando.

 

¿A quién está indicada?


A mujeres que tienen una hipertrofia de labios menores debido a diferentes causas (malformación, problemas hormonales, sexualidad muy activa…) y que les provoca molestias a la hora de vestir, montar en bicicleta, en las relaciones sexuales y que les provocan un gran complejo, evitando incluso desnudarse con la luz encendida delante de su pareja.

Normalmente son mujeres jóvenes de entre los 20 y 40 años quienes más frecuentemente solicitan este tipo de tratamiento.

 

¿Cuánto tarda en recuperarse?


La intervención dura una hora, es rápida y poco agresiva. En UNA SEMANA la mujer está recuperada y las molestias se limitan a los dos primeros días.

Durante los 3-4 primeros días se inflaman considerablemente los genitales a consecuencia de la intervención, pero progresivamente va desapareciendo el edema y los hematomas hasta tener una forma casi normal a los 10 días.

Al mes de la intervención se pueden iniciar las relaciones sexuales.

 

¿Es muy molesto quitar los puntos?


NO, porque usamos puntos que no hace falta retirar. Para evitar que se noten los puntos transeversales a la cicatriz, siempre hacemos una sutura intramucosa con un hilo reabsorvible (que se deshace solo) y como mucho ponemos algún punto suelto externo de material de rápida eliminación con lo que a los pocos días se caen solos y no hace falta quitarlos.

Por tanto, la mujer se evita el desagradable momento de la retirada de los puntos. 

 

¿Las cicatrices son visibles?


Son practicamente inapreciables por el tipo de sutura realizado y que anteriormente te he comentado y la meticulosidad con la que hacemos la intervención.

Pasan tan desapercibidas que muchas de nuestras pacientes nos dicen que en la revisión ginecológica, el ginecólogo no se ha dado cuenta de que los labios menores los hemos operado ya que han quedado tan naturales que no difieren de unos genitales “normales”.

Y es que a parte de realizar un buen trabajo, intentamos que quede lo más natural y anatómico posible, consiguiendo una satisfacción muy alta de las pacientes.

 

¿Cuanto tiempo tengo que estar sin tener relaciones sexuales?


Aproximadamente UN MES e iniciando las relaciones progresiva y suavemente ya que al principio se puede notar una leve molestia que al cabo de poco tiempo desaparece.

 

¿Se me volverán a agrandar los labios menores?


NO, la zona extirpada ya no crece en exceso. A medida que vaya pasando el tiempo los labios nuevos se van adaptando a su nueva forma y van adquiriendo mucha naturalidad, pudiendo crecer un poco pero estando siempre dentro de los tamaños normales.

 

¿Existen complicaciones?


Son poco frecuentes y raras. Se pueden destacar la posibilidad de hematoma, la infección y la dehiscencia de herida, que son facilmente solucionables. Son más infrecuentes todavía la alteración de la sensibilidad erógena y la sequedad vaginal.

 

¿Me la recomendarías?


EVIDENTEMENTE QUE SÍ, ya que a pesar de ser una alteración muy frecuente en las mujeres tiene muy fácil solución y el resultado es muy agradecido, eliminando esos complejos que se llevan en silencio sin poder expresarlos por el carácter tan íntimo y personal del asunto.

Si tienes la oportunidad infórmate sin complejos con un buen profesional que te pueda aclarar tus dudas y ayudarte a solucionar el problema. Vale la pena que no sufras por este tema.